“QUILT” o “culcita” significa almohadón o cojín 

Hay registros de que esta palabra fue utilizada por primera vez en el siglo XIII en Inglaterra.

El acolchado (como ha sido traducido al español) es considerada una técnica que en sus inicios consistió en costurar capas de tela para proporcionar aislamiento y protección física, sin embargo también se han encontrado elementos decorativos y muchos de estos trabajos son considerados en la actualidad obras de arte.

Una de las colchas más antiguas que se conservan en el mundo es la colcha de Tristán que fue realizada alrededor del año 1360 en Sicilia y que se conservan al menos dos secciones; una de ellas se encuentra en el museo de V&A en Londres y la otra en el Palacio Bargello en Florencia.

Los diseños de los edredones muchas veces cuentan historias, existe una influencia mundial en el acolchado africano y en este caso hablaremos de  tres creadoras de ascendencia africana que vivieron en esclavitud por lo menosn los primeros años de su vida el siglo XIX y que despúes radicaron en  Estados Unidos 

Harriet Powers 

Es conocida universalmente como “la madre de las colchas de cuentos” Nació como esclava en el año de 1837 en una zona rural del noreste de Georgia. Sus colchas se consideran entre los más destacados ejemplos de acolchados del sur del siglo XIX.  

Ella utilizó técnicas tradicionales de aplicación y sus colchas nos cuentan historias bíblicas, eventos astronómicos y leyendas locales. 

Parte de su trabajo se encuentra en el Museo de Bellas Artes de Boston, Massachusetts y en el Museo Nacional de Historia Estadounidense en Washington, D.C.

Elizabeth Keckley 

Nació en esclavitud enel año de 1818 en Virginia. Gracias a su trabajo como costurera desde temprana edad pudo comprar la libertad de ella y de su hijo en el año de 1855 para después mudarse a Washington D.C., en el año de 1860.

Ya en su nueva residencia pudo iniciar un trabajo de confección que fue creciendo hasta hacerse de  un nombre como modista/sastre/costurera.

La cliente más famosa de Keckley fue la esposa de quien era el presidente de los Estados Unidos en ese momento, Mary Todd Lincoln con quien además desarrolló una amistad.

Uno de sus trabajos más importantes que surgió de su trato con la primera dama fue una colcha creada a partir de trozos de tela, algunos trozos se han verificado que corresponden a la creación de algunos vestidos de la Sra. Lincoln.

Parte del trabajo hecho a mano de Keckley se encuentra en el Museo Afroaméricano de Washington, D: C. y la colcha se encuentra en el Museo de Arte de la Universidad Estatal de Kent en Ohio.

Martha Ann Ricks

Nació en  esclavitud en Tennessee en el año de 1817, fue liberada a los 13 años por su padre con quien emigró a Liberia y trabajó principalmente en la agricultura aún que a la par fue reconocida por la calidad de su costura.

Ricks desarrolló un gran interés por conocer a la Reina Victoria y estaba decidida a conocerla algún día, así que durante 25 años  trabajó en una colcha de seda que quería regalarle.

Esta colcha incluía un tronco de árbol de vida al centro con más de 300 hojas verdes y bayas de café en rojo sobre un fondo blanco.

En el año de 1892, a sus 76 años, el entonces embajador de Liberia, Edward Blyden, organizó una audiencia con la reina donde Ricks pudo regalarle su obra maestra.

  Estos edredones reflejan más que historias vividas, los origenes de cada una de las mujeres que los realizaron comenzaron en la esclavitud, desde distintos contextos, por distintas razonres  pero sus caminos tomaron un rumbo de liberación y emanciación y es a través de la costura que hoy conocemo su trabajo y sus vidas, un trabajo que se ha consolidado y ha sobrevivido a lo largo de los años y que hoy se convierte en referente importante para muchas de nostras y para la historia del Quilting .

Los rollos de jalea (o jelly rolls) de algodón americano
Tipos de fibras que se utilizan en telas 
Close
Logo Footer
Close Mi Carrito
Close Deseados
Visto Recientemente Close

Close
Navigation
Categorías